“Me despido de un club que entró en mi corazón, pero también me despido de mi pasión, de lo que me dio alegría…”

Así con esa sencilla frase, el italiano Daniele De Rossi no sólo le puso punto final a esa aventura que emprendió cuando vino a la Argentina para jugar en Boca Juniors, sino también a esa larga travesía que en su vida fue el fútbol.

Arranque pensando en esto en octubre o noviembre. Los últimos tres días fueron los días finales. No podía dormir los últimos días. No quería dejar el fútbol…Pero esto hubiera pasado en junio, o en diciembre”, agregó el italiano.

Siete partidos, cinco de ellos como titular; un gol; 431 minutos en cancha; y una lesión que le impidió jugar como él hubiese querido; quedarán en el registro del paso de De Rossi por Boca.

El día antes de entrenarme, fui a cenar con 4 o 5 compañeros a decirles lo que había decidido, después hice la revisación médica después de haber decidido retirarme, eso es lo mas gracioso”, comentó.

Por supuesto que De Rossi también se refirió a los rumores que sobrevolaron en las últimas horas, señalando que su regreso a Italia se producía por problemas de salud de su hija mayor, o una pelea con Juan Román Riquelme.

“No quiero entrar en detalles, ya expliqué bastante bien. Mi hija mayor es la única que se quedó en Italia que es de otro matrimonio, a sus 14 años necesita a su padre cerca. No hay nada que la ponga en peligro a mi hija, solo tengo que acercarme”, aseguró.

A la hora de referirse a su relación con la nueva dirigencia, De Rossi afirmó que “no hay nada más, me dijeron que me peleé con Román o la nueva dirigencia. Tuve el placer de trabajar 2-3 días y todos trataron de convencerme de quedarme. Me mostraron cariño pero esta decisión es definitiva“.

No hablamos de detalles de volver a Italia o volver acá. Me dieron el tiempo que necesitaba. Estuve dos o tres días que disfruté con el nuevo cuerpo técnico y mis compañeros, no hubo ningún problema”, indicó.

Por último, el italiano sentenció: Yo no pensaba que podía amar tanto a un club que no fuera la Roma. No quiero vender humo pero seguiré siendo parte de Boca para siempre. Quizá nuestro destino nos junte otra vez”.

Foto: Prensa Boca