El defensor de Boca Juniors Lisandro López reconoció hoy que su equipo está “en deuda” en la parte futbolística, faceta que buscarán mejorar de la mano de Miguel Ángel Russo en las siete fechas que le restan a la Superliga.

“Tenemos que trabajar duro, estamos en deuda en los futbolístico y desde que empezamos con el nuevo cuerpo ténico estamos haciendo hincapié en eso, los objetivos son claros y buscamos darle una alegría a la gente. No hay margen de error”, dijo el defensor en conferencia de prensa desde Ezeiza.

Y continuó: “Se arrancó muy bien el año, no tenemos mucho tiempo y hay que estar siempre concentrados y adaptarnos a lo que él nos pide, seguro que habrá cambios, pero tendremos que estar concentrados a lo que nos digan. El cuerpo técnico trabaja muy bien y ojalá salgan las cosas como imaginamos”.

Sobre la partida del italiano Daniele De Rossi, López comentó: “Es un momento triste porque lo conocemos, tiene la humildad de los grandes, de los cracks. Llegaba temprano y era el último en irse. Se fue un excelente jugador y persona, le deseo lo mejor para su fuuro”.