Pésimas noticias recibieron hoy Barcelona y el seleccionado de Uruguay, porque el delantero Luis Suárez fue sometido este domingo a una artroscopía y permanecerá inactivo al menos durante cuatro meses.

Debido a esta intervención, producto de una lesión en el menisco externo de la rodilla derecha, Suárez quedó prácticamente sin chances de volver a jugar en lo que resta de La Liga española (la última fecha está programada para el fin de semana del 24 de mayo).

También se perdería las semifinales de la Champions League, si el Barcelona que capitanea su amigo Lionel Messi alcanza esa instancia, y llegaría con lo justo a una eventual final de ese torneo, prevista para el 30 de mayo en Estambul.

Los problemas por este contratiempo alcanzan también a Uruguay, que no podrá contar con su goleador en el inicio de las eliminatorias, en el mes de marzo, cuando debe afrontar sendos compromisos ante Chile y Ecuador.

La Celeste, al menos, podría tener a Suárez entre sus filas en la Copa América que se disputará en Argentina y Colombia, que comenzará el 12 de junio.

En la presente temporada, Suárez jugó 23 partidos y marcó 14 goles con la camiseta de Barcelona, 11 en La Liga y 3 en la Champions League.