Gabriel Hauche, uno de las razones principales para explicar el excelente presente de Argentinos Juniors, líder de la Superliga, admitió que la incomodidad que sintió cuando su nombre comenzó a sonar para regresar a Racing, club que se interesó en volver a contar con sus servicios.

“No fue cómoda la situación, no la pasé bien en estos días y más cuando se decían cosas que yo había dicho, y no lo había hecho. Siempre entendí que la negociación tenía que ir por las vías normales. Si Racing me quería, tenía que hablar con Argentinos y ponerse de acuerdo”, afirmó el atacante surgido de Temperley.

En declaraciones a TyC Sports, Hauche manifestó la situación por la que se sintió molesto: “Plantear que yo iba a patear una puerta para romper un contrato no es cierto. De la única manera que iba a ser viable, era que Argentinos y Racing se pongan de acuerdo”.

“Fue una situación súper incómoda, sobre todo cuando se manifiestan cosas que te comprometen. Siempre intenté mantenerme al margen. Hasta me cuesta hacer notas cuando hago un gol“, graficó el apodado Demonio, y remarcó que “molestaba porque es un momento muy lindo del club y del plantel”.

A su vez, Hauche aseguró que está “muy contento” de quedarse en Argentinos, con el que peleará el título en las últimas fechas de la Superliga.

“Hace un mes renové mi contrato y me fui de vacaciones tranquilo con mi familia como hace mucho tiempo no me pasaba, y olfateaba que algo raro podía pasar”, reconoció el futbolista de 33 años.

Por último, admitió que no le fue indiferente el interés de la Academia, aunque reiteró que está cómodo en La Paternal.

“Me movilizó, no lo puedo negar. Son clubes que uno le tiene mucho aprecio. Destaco que te vengan a buscar. Pero yo me siento valorado acá”, completó Hauche.