LeBron James se convirtió en el octavo mejor asistidor en la historia de la NBA, gracias a las 8 asistencias conseguidas en la victoria que Los Angeles Lakers consiguieron sobre los Cleveland Cavaliers.

James alcanzó, en 1.236 partidos, las 9.067 asistencias (405 conseguidas esta temporada) y superó a Isah Thomas, la leyenda de los Detroit Pistons.

El mejor pasador en la historia de la NBA es John Stockton (Utah Jazz), con 15.806 asistencias; mientras que el hombre que ocupa el séptimo lugar es Chris Paul (Oklahoma City Thunder), con 9.436.

El Rey, por otra parte, es actualmente en líder en asistencias de la liga, ya que promedia 10.7 por partido, superando a pasadores naturales como el español Ricki Rubio (9.3), y el esloveno Luka Doncic (9).