Primero fueron los acrílicos de la tercera bandeja de una de las cabeceras del estadio de Boca, donde en otras épocas se ubicaban los hinchas visitantes. Luego, la renovación de la pintura de las paredes exteriores de la Bombonera.

Este jueves le tocó el turno a los acrílicos que delimitaban la platea baja del campo de juego y que también comenzaron a ser removidos para mejorar la visión de los hinchas de Boca.

Carlos Navarro, arquitecto que ideó el proyecto “Bombonera 360” e integrante de la nueva Comisión Directiva, publicó las imágenes de los primeros trabajos en su cuenta de Twitter.