Zion para la tribuna

Zion Williamson, el número 1 del Draft de 2019, jugó en la noche del viernes su segundo partido en la NBA, y dejó en claro que quiere recuperar el tiempo perdido por los problemas que le causó su rodilla derecha.

Y a pesar de la derrota que los New Olreans Pelicans, su equipo, sufrió a manos de los Denver Nuggets, sus números no fueron para nada despreciables: 15 puntos y 6 rebotes, en casi 21 minutos en cancha.

Pero Zion, como todo aquel que quiere ganarse el estatus de estrella de la NBA, comenzó a demostrar que va en busca que mucho más que puntos y rebotes.

Y el que lo sufrió la ambición del número 1 del Draft fue Malik Beasley, uno de los bases de los Nuggets, quien se acercó al aro de los Pelicans pensando que iba a conseguir dos puntos fáciles, y vio como la pelota que acababa de lanzar terminaba en la platea por obra y gracia de Zion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *