El entrenador de Independiente, Lucas Pusineri, afirmó esta noche que se quedó con “las ganas” que mostró su equipo para ganarle el clásico a Boca Juniors, pese a empatar 0-0, en La Bombonea.

“Sinceramente, el equipo estuvo a la altura en el partido anterior con River y hoy también, desde ahí es un puntapié para seguir creciendo e ilusionándonos. Esa es la premisa para el equipo que yo pretendo”, remarcó el técnico en rueda de prensa.

Y siguió: “Me gustaron las ganas que tuvo el equipo de ganar en una cancha hostil y la posibilidad de poder circular y construir”.