Las últimas horas de Adolfo Gaich fueron un sube y baja permanente. El juvenil goleador de San Lorenzo estuvo a punto de volverse desde Colombia, donde busca un lugar en Tokio 2020 con el seleccionado Sub 23 argentino, para comenzar a resolver su partida a Brujas de Bélgica.

Sin embargo, en las últimas horas todo comenzó a retroceder y la operación, a desmoronarse. Lo que parecía un acuerdo cerrado comenzó a diluirse. Y Gaich, en principio, permanecerá en San Lorenzo.

Claro, a menos que haya un nuevo golpe de timón en las horas previas al cierre de libro de pases. Esto implicaría que se zanjen las diferencias que llevaron las tratativas a este punto.

Por lo pronto, Brujas se aseguró la llegada de un delantero de buena estatura, una de las características del atacante cordobés, por el que había ofrecido 14 millones de dólares más distintos montos extras de acuerdo a una serie de objetivos.

El club belga concretó este juebes el arribo de Michael Krmencik, delantero con participación en el seleccionado de República Checa, que por primera vez saldrá de su país.

La información la confirmó Viktoria Plzen, su último club, a través de las redes sociales.

“El club decidió dar luz verde al jugador en las negociaciones de transferencia. Michael dejó el campamento del equipo en Estepona y voló para un examen médico al club belga Club Brujas. Si todo va bien y hay un acuerdo entre los dos clubes, Michael se transferirá a este equipo”, informó la entidad checa.

Gaich, mientras tanto, espera en Colombia una definición sobre su futuro, que de momento parece estar en la institución de Boedo, donde logró ganarse un lugar importante en el último tramo de 2019, bajo la conducción de Diego Monarriz.