Como cada año, además de patrocinar la Vuelta a San Juan, una de las competencias ciclísticas más destacadas de Latinoamérica, Shimano está ofreciendo soporte neutral a todos los equipos que necesiten asistencia mecánica durante el evento.

Con la presencia de mecánicos y tres autos en distintos lugares de la carrera, más la asistencia en el hotel en Villa Don Tomás, donde se albergan los equipos continentales, se trabaja en la reparación de las bicicletas exclusivas que compiten en el evento, sin distinción de equipos ni colores.

Durante la tercera etapa de la prueba, cuya definición se dio bajo condiciones de lluvia y fuertes vientos, el soporte neutral de Shimano asistió a las selecciones de Argentina, Panamá e Israel.

Shimano es una compañía japonesa que construye frenos, cambios y otros componentes para bicicletas desde 1921.

La compañía japonesa, por otra parte, es “official partners” de la Unión Ciclista Internacional (UCI).