Boca Juniors parece decidido a dar pelea hasta el final. En un estadio Mario Alberto Kempes colmado por hinchas de ambas parcialidades, el equipo de Miguel Ángel Russo le ganó por 2-1 a Talleres de Córdoba con algo de sufrimiento y quedó a tres unidades de River, el líder de la Superliga.

El contragolpe fue el arma con el que Boca se hizo fuerte en Córdoba. Sebastián Villa, autor del primer gol y partícipe necesario del segundo, anotado por Carlos Tevez, fue el jugador más destacado del partido.

También volvió a tener una buena actuación Marcos Díaz, quien cumplió con creces su papel de reemplazante de Esteban Andrada, al iniciar las jugadas que derivaron en los dos goles de su equipo.

Otro colombiano, Diego Valoyes, descontó para Talleres prácticamente en la primera pelota que tocó y le puso un gran signo de interrogación al partido en los últimos diez minutos.

A excepción de un intento de Jonathan Menéndez que dio en la parte posterior del arco visitante, fue prácticamente todo de Boca en el capítulo inicial.

El conjunto de Russo se mostró firme en todas sus líneas y controló sin problemas a un Talleres al que le costó progresar en el campo con pelota dominada.

Tevez se hizo dueño del equipo, Campuzano y Pol Fernández aportaron equilibrio en la mitad de la cancha y Sebastián Villa contribuyó con aceleración y profundidad. Franco Soldano, en su posición de centrodelantero, fue quizás la pieza más floja del ataque visitante.

Fue a través de Villa que Boca abrió el marcador, a los 13, pero la responsabilidad no fue exclusivamente suya, sino que se repartió en partes iguales entre Marcos Díaz, atento para iniciar un contragolpe, Eduardo Salvio, quien condujo ese ataque con inteligencia y el colombiano, protagonista de una gran definición.

Muy poco mostró el local en esta mitad inicial del juego válido por la decimoctava fecha. Se vio por lo general abrumado, superado en todas sus líneas por un Boca concentrado, bien metido en el partido.

El local cambió su fisonomía y consiguió darle paridad al encuentro en el segundo tiempo. El trámite se hizo de ida y vuelta. Talleres se ilusionó.

De todas formas, el conjunto cordobés dejó espacios fértiles para que Boca lastimara de contragolpe. Y por esa vía el Xeneize incrementó la distancia.

Villa, que había equivocado el camino en una acción que pese a ello casi termina en el 2-0 para Boca (Tenaglia casi convierte en contra), se redimió al asistir a los 18 a Tevez para que el Apache acomode la pelota junto a un palo.

Otra vez Marcos Díaz fue importante para iniciar esa acción y pasó inadvertido para el árbitro, e incluso hasta para los jugadores de Talleres, una leve mano del colombiano que debería haber invalidado la acción.

Talleres tuvo un par de oportunidades de descontar y parecía chocar con una gran noche de Díaz y con su carencia de fortuna.

Pero lo que se les negó a sus compañeros durante casi 80 minutos, Valoyes lo logró en sólo uno. El colombiano encontró un rebote dentro del área y, de cabeza, puso el 1-2.

El equipo del uruguayo Alexander Medina inclinó la cancha en busca del empate y Boca estuvo cerca de liquidar el partido con un contragolpe de Villa.

Los dirigidos por Miguel Ángel Russo rompieron así una larga racha sin ganar ante Talleres en Córdoba. Su último triunfo había sido el 22 de diciembre de 1991. Y se ilusionan con pelear mano a mano la Superliga hasta el final, nada menos que con River.

Síntesis:

Talleres: Guido Herrera; Nahuel Tenaglia, Juan Cruz Komar, Javier Gandolfi, Enzo Díaz; Leonardo Godoy, Juan Méndez, Franco Fragapane, José Mauri; Jonathan Menéndez y Dayro Moreno. Director técnico: Alexander Medina.

Boca: Marcos Díaz; Julio Buffarini, Lisandro López, Junior Alonso, Frank Fabra; Jorman Campuzano, Guillermo Fernández; Eduardo Salvio, Carlos Tevez, Sebastián Villa; y Franco Soldano. Director técnico: Miguel Ángel Russo.

Gol, en el primer tiempo: 13m, Villa (B).

Goles, en el segundo tiempo: 18m, Tevez (B); 34m, Valoyes (T).

Cambios, en el segundo tiempo: 10m, Guilherme Parede por Godoy (T); 15m, Agustín Obando por Salvio (B); 20m, Martín Payero por Méndez (T); 28m, Iván Marcone por Campuzano (B); 33m, Diego Valoyes por Menéndez (T); 37m, Gastón Avila por Fabra (B).

Árbitro: Fernando Rapallini.

Estadio: Mario Alberto Kempes.