El seleccionado argentino de rugby concluyó en la octava posición su participación en el Seven de Sídney, cuarta etapa del Circuito Mundial, al caer 21-12 ante Irlanda.

Los Pumas consiguieron sus puntos a través de los tries marcados por Rodrigo Etchart y Rodrigo Isgro, y una conversión de Santiago Mare, el máximo anotador argentino en la etapa llevada a cabo en Sídney.

El seleccionado argentino marcó sus 12 puntos en la primera etapa, y recibió los 21 tantos irlandeses en el complemento.

El ganador del Seven de Sídney fue Fiji que en la final se impuso a Sudáfrica 12-10.

Tras el Seven de Sídney, Los Pumas descendieron tres lugares en el campeonato, y ahora marchan octavos, con 45 puntos; mientras que el líder continúa siendo Nueva Zelanda, con 76.

La próxima etapa del circuito se llevará a cabo en Los Angeles (Estados Unidos) del 29 de febrero al 1 de marzo.