Si yo era presidente, volvíamos a la Bombonera, nos declarábamos campeones y después que lo discuta otro. Pero el partido no lo jugábamos”.

Veinticuatro horas después de que el TAS ratificase que River Plate ese el campeón de la Copa Libertadores 2018, Jorge Amor Ameal dijo lo suyo, dejando en claro dos cosas: que cada vez que pueda seguirá castigando a Daniel Angelici, y que la derrota no será olvidad…Al menos fácilmente.

“Nunca tuve expectativas por el fallo del TAS. Con lo del TAS hablaban (por la anterior dirigencia) de 10 a 20 millones de dólares de resarcimiento, pero fue lo mismo que encontramos puertas hacia dentro de nuestra economía”, agregó Ameal en declaraciones realizadas a La Oral Deportiva.

Posteriormente, el presidente de Boca señaló que “demasiado irregular fue todo. Acá se metió la política partidaria, no intervino sólo lo deportivo. Si hubiéramos intervenido en lo deportivo, los dirigentes hubieran dado todo por terminado”.