Marcelo Gallardo no expulsó por sus propios médicos los cálculos renales por lo que fue internado el pasado martes y por esa razón esta mañana fue intervenido quirúrgicamente en una clínica porteña para extraerlos.

El último parte médico oficial, el miércoles por la noche, daba cuenta que si el entrenador de River no evolucionaba favorablemente, sería operado a primera hora de este jueves.

Finalmente, Gallardo debió ser intervenido y se esperará su recuperación para saber si podrá o no viajar con el plantel que el domingo visitará a Unión en Santa Fe.

Se estima que el apodado Muñeco deberá permanecer en Buenos Aires y en caso que eso suceda, el equipo sería dirigido ante el Tatengue por sus colaboradores, Matías Biscay y Hernán Buján.