Mariano Werner tenía un paso perfecto por Viedma, donde Turismo Carretera inició su temporada 2020. El piloto entrerriano había completado un fin de semana ideal con su Ford en el autódromo de la capital rionegrina y se había alzado con el triunfo en la primera final del campeonato, pero su auto no superó la revisión técnica y la victoria quedó para Facundo Ardusso con su Torino.

Según el informe, el vehículo que había volado en la pista no tenía reglamentariamente bien “el diámetro interior del centrador y la altura de la ‘pollera'”.

En la carrera, el paranaense, dueño de la clasificación y de la serie más veloz, había ganado de manera contundente. Aceleró a fondo desde el principio la unidad que le alista el Memo Corse y se quedó con una victoria aplastante.

Werner no le dio a Ardusso ninguna chance de intentar un ataque en busca de la primera posición. Tanto en la largada como en los tres relanzamientos que tuvo la prueba, el paranaense se mostró firme y logró sacarle una luz al piloto santafesino, que tuvo que conformarse con el segundo lugar con su Torino.

“Pasamos un verano difícil. Queremos pelear de entrada y vamos a dejar todo. Esto reconforta después de un enero difícil. Los últimos dos años tuvimos un funcionamiento similar y no lo pudimos plasmar, y este año lo pudimos torcer. Cada relanzamiento sabía que Facundo podía prevalecer y no le dimos oportunidad”, había celebrado Werner antes de conocer el fallo de la técnica.

Julián Santero, compañero de equipo de Werner y quien había sido el más rápido de la clasificación pero fue retrasado por no superar la técnica, se recuperó de ese traspié y, tras la exlusión del entrerriano logró terminar en el segundo escalón del podio con otro Ford, en su regreso a la categoría.

Claro que para que eso sucediera, el mendocino contó con la colaboración involuntaria de Gastón Mazzacane, cuyo Chevrolet presentó problemas mecánicos cuando marchaba tercero y atacando a Ardusso, y debió abandonar después de un despiste.

Juan Bautista De Benedictis no fue parte de la ceremonia de premiación, pero también avanzó un puesto con la sanción a Werner y se quedó con el tercer puesto de la carrera con su Ford.

La suerte tampoco acompañó al último tricampeón Agustín Canapino, quien apenas pudo dar cuatro vueltas con su Chevrolet porque un toque con Jonatan Castellano y Marcelo Agrelo en el primer relanzamiento lo dejó sin chances.

Lógicamente, Ardusso llegará como líder a la próxima fecha, pautada para el 8 de marzo en el autódromo Parque Provincia del Neuquén, ubicado en la ciudad de Centenario.

Foto: Prensa Memo Corse.