Liverpool venció hoy 3-2 como local a West Ham, por la vigesimoséptima fecha de la Premier League, en un duelo en el que sufrió más de lo habitual pero lo terminó como siempre, con victoria.

Georginio Wijnaldum abrió el marcador para el local a los 9 minutos de juego, pero tres minutos más tarde lo igualó Issa Diop y Pablo Fornals lo dio vuelta para la visita a los 9 del segundo tiempo.

Peligraba el invicto del líder absoluto del torneo, pero Mohamed Salah a los 23 y Sadio Mané a los 36 le dieron el trabajado triunfo a los de Jurgen Klopp, que le sacaron 22 puntos de ventaja al escolta, Manchester City.

Con 26 victorias y 1 empate, Liverpool marcha al trotecito hacia el título.

Pablo Zabaleta y Manuel Lanzini vieron todo el partido desde el banco de suplentes de West Ham.