Después de perder un invicto de 44 partidos en la Premier League, y de quedar eliminado de la FA Cup, Liverpool se repuso este sábado con un triunfo como local por 2-1 frente a Bournemouth, por la fecha 29 del torneo inglés.

De todos modos no fue sencillo para los Red Devils, porque el equipo visitante se puso en ventaja a los nueve minutos de juego a través de Callum Wilson.

Sin embargo, Mohamed Salah a los 25 y Sadio Mané a los 33 de esa primera etapa, lograron revertir el resultado en favor de Liverpool en Anfield.

El triunfo le viene de maravillas al equipo de Jurgen Klopp para llegar con mayor confianza al partido del miércoles como local ante Atlético de Madrid, donde deberá revertir el 1-0 de la ida si pretende continuar con la defensa del título de la Champions League europea.

En la Premier League inglesa su paso continúa siendo arrollador. Con dos partidos más que Manchester City, le lleva 25 puntos de ventaja.