Gastón Corado, goleador argentino en Italia,y el corona virus: “No minimizar la situación, ni vivir con paranoia o miedo”

El delantero argentino Gastón Ezequiel Turu Corado lleva casi cinco años festejando sus goles en el ascenso italiano. Actualmente juega en Casertana Football Club en la Serie C y desde Italia respondió a la entrevista de IAM Noticias sobre la particular situación que se está viviendo a causa del flagelo del corona virus.

“Con respecto al virus en sí, calculo que acá en Italia sucede como en todo el mundo: hay sobreinformación. Quien lee un rumor o noticia, sin saber la fuente, lo empieza a compartir como si fuera real entonces la gente, muchas veces por ignorancia, se desespera y no sigue los consejos básicos que da el gobierno”, señala Corado.

“En mi club obviamente se está hablando todo el día de lo mismo, del corona virus. Repito, se habla sin saber mucho, sólo porque es la noticia del momento y de lo que todo el mundo habla. Y porque esto de manera directa e indirecta nos afecta, entonces es obvio que genere preocupación e incertidumbre”, señaló el futbolista de 31 años.

“No quiero minimizar la situación pero sí creo que no hay que vivir con esa paranoia o miedo”, sentencia el futbolista que ascendió con Temperley a la B Nacional y con Talleres de Remedios de Escalada a Primera B.

Continúa con su testimonio: “Ayer decretaron la zona roja, que ya estaba decretada en Lombardia, Venteto y algunas provincias de Emilia Romagna, en toda Italia. Mucha gente que vive en el norte por miedo e ignorancia, en vez de hacer autoaislamiento como recomiendan, empezó a hacer una migración hacia las ciudades del sur, donde es menor la cantidad de afectados. Pero no teniendo en cuenta que muchos de ellos capaz ya estaban contagiados sin saberlo porque no tenían síntomas. O no entienden que aunque el virus no tenga una alta tasa de mortalidad, se propaga muy fácilmente y eso conlleva a que cuantos más pacientes haya comprometidos, más desbordados estarán los hospitales y justamente es ese uno de los problemas principales. Ya que en caso que sigan aumentando los casos, no van a dar a basto los suministros y los recursos de la salud”.

“Por este motivo se suspendieron los torneos y todas las actividades hasta el 3 de abril. Nosotros jugamos el domingo pasado el último partido, a puertas cerradas y corrimos riesgo de que se suspendiese por toda esta situación. Al final se jugó toda la fecha sin público y desde hoy está todo cancelado “, explica.

Con pasado en Los Andes, Berazategui, Lamadrid, Temperley, Almagro y Talleres de Remedios de Escalada y Unión San Felipe (Chile), Gastón Ezequiel Corado inició su recorrido en el ascenso italiano en 2016 jugando en Catanzaro, Matera, Virtus Francavilla, Clodiense y Casertana.

“De parte del club nos avisaron hoy que hasta el próximo lunes no vamos a entrenar y que los jugadores que no son de esta ciudad deben permanecer en sus casas. De lo contrario, si alguno vuelve a su lugar de origen cuando regrese deberá presentarse directamente en el hospital para quedarse 15 días en cuarentena; y en el caso que se niegue corre riesgo de una denuncia penal”, relata el delantero.

Cuenta que “los supermercados siguen abiertos, no van a cerrar. Lo que cambian son las medidas de seguridad. Por ejemplo no puede haber más de cierta cantidad de personas dentro de un negocio o local. Se puede salir a la calle, no está prohibido. Sí recomiendan quedarse en casa para evitar cualquier tipo de contacto con otras personas”.

La charla con Corado deja por un momento de lado el tema del corona virus y pasa a su presente futbolístico. “El domingo volví al gol después de mucho tiempo y me ayudó para desahogarme un poco. Vengo de una temporada y media no tan buena y ahora tuve la suerte de volver a Casertana, que fue mi primer club en Italia y que me dio la posibilidad de hacer una carrera acá. Estoy muy contento porque me siento como en casa y siento el cariño de los hinchas que capaz en otros clubes no pude encontrar. Es lindo poder identificarse con un club y jugar por la camiseta a pesar de que también sea mi trabajo. Desde que vine me tocó cambiar de club cada 6 meses por diversas situaciones y siento que fue algo que no me benefició ni a nivel deportivo ni personal ya que no es fácil mudarse y cambiar de ciudad y de equipo tan seguido. Espero poder terminar lo mejor posible esta temporada en Casertana y poder quedarme el año próximo para encontrar esa estabilidad que vengo buscando hace tiempo”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *