La centésima cuarta edición de la tradicionales 500 Millas de Indianápolis se correrán el domingo 23 de agosto, a raíz de los inconvenientes causados por la pandemia de Coronavirus.

“La salud y seguridad de los participantes y espectadores de nuestro evento es nuestra principal prioridad, y creemos que posponer el evento es la decisión responsable con las condiciones y restricciones que enfrentamos”, expresó Roger Penske, propietario de la categoría.

La carrera debía llevarse a cabo el domingo 24 de mayo, durante el fin de semana en que en los Estados Unidos se celebra el Día de los Caídos.

“Este agosto, también tendremos una oportunidad única y poderosa para honrar las contribuciones y el heroísmo de los médicos, enfermeras, personal de primeros auxilios y miembros de la Guardia Nacional que sirven en la primera línea de la lucha contra COVID-19″, agregó Penske.

La actividad para la competencia se iniciará el miércoles 12 de agosto, con la primera tanda de entrenamientos, y la clasificación par ordenar la grilla de partida tendrá lugar el sábado 15 y el domingo 16.