No todas las noticias son malas en medio de la pandemia de coronavirus que tiene al mundo detenido. Hoy, en Holanda, se confirmó que Abdelhak Nouri, futbolista de 22 años de Ajax que llevaba casi tres años en coma, despertó.

El joven había sufrido una arritmia durante un partido entre su equipo y Werder Bremen en 2017 que le provocó un severo daño cerebral permanente.

“Está despierto. Come, estornuda… en un día bueno puede comunicarse mediante movimientos de cejas, sonrisas. Sigue dependiendo del todo de nosotros. No se levanta de la cama, pero es una alegría volver a tenerlo”, reveló su familia en una entrevista televisiva.