La Asociación de Futbolistas Españoles emitió hoy un comunicado en el que, entre otras exigencias, planteó que “la competición no debe reanudarse hasta que las autoridades sanitarias lo autoricen”.

El texto, según indicó la entidad, fue elaborado “tras las reuniones mantenidas por la Asociación de Futbolistas Españoles con capitanes y representantes de las primeras plantillas de los clubes de Primera y Segunda División”.

España es uno de los países más golpeados por el coronavirus, con 130.759 contagiados y 12.418 muertos desde el inicio de la pandemia.

Los cinco puntos del comunicado:

1.- Los futbolistas de Primera y Segunda División queremos manifestar que siendo conscientes de la situación que estamos viviendo, afirmamos que en todas las reuniones mantenidas la primera preocupación y exigencia es la salud, y que la competición no debe reanudarse hasta que las autoridades sanitarias lo autoricen.

2.- Respecto al calendario de la competición, queda supeditado a las decisiones de las autoridades sanitarias. Desde AFE se exigirá una decisión a los efectos. Queda todo condicionado a la salud individual y a la protección de la salud pública, la de todos los ciudadanos y ciudadanas de este país.

3.- La vuelta a la competición, que supone la vuelta a los terrenos de juego y a nuestros vestuarios, requerirá de un protocolo que determine la existencia de un coordinador de prevención de riesgos y especialista en pandemias, que garantice la seguridad sanitaria a todos los operadores que actúan en el ámbito del fútbol.

4.- En cuanto a los ERTES, resulta extraño que desde LaLiga se apoye los mismos, teniendo en cuenta que el control económico, y la bien saneada economía predicada desde la patronal, en relación a los clubes, no ha supuesto un colchón para una situación temporal de dos meses, siendo conscientes de que la competición ha sido suspendida y no cancelada. Y teniendo en cuenta que los propios clubes y los jugadores individualmente están llegando a acuerdos en lo que se refiere a los salarios. Lo que no vamos a hacer los futbolistas es que se dejen de garantizar nuestros derechos laborales.

5.- Para finalizar, los que hoy suscribimos este documento estamos tan comprometidos con esta sociedad que queremos dejar claro que la vuelta a la competición no debe hacerse sin una decisión expresa de las autoridades, pues no se trata del futbolista, sino de todo su entorno. Y en este sentido, si tenemos que llevar a cabo una iniciativa en el Congreso de los Diputados, lo haremos. La salud debe ser cosa de todos.