El mediocampista argentino del Inter de Porto Alegre Damián Musto reconoció que “fue un golpe importante no ir a River” cuando había sido pedido por el entrenador Marcelo Gallardo y apareció un caso de dóping que frustró la operación.

“Gallardo me manifestó la intención de si se podía hacer la operación, le gustaba contar conmigo y yo le dije de darle para adelante. A los pocos días, apareció esta bomba y se vino todo abajo. En ese momento, fue un golpe importante no ir a River. En la cabeza uno se va preparando. Yo estaba en México y con mi mujer ya estábamos planificando todo. Pero, luego tuvimos que recalcular y quedarnos”, comentó el volante por TyC Sports.

Y amplió: “Cuando las cosas pasan o no, por algo es. Tuve la suerte de haber estado en un club como Central, con todo lo que se vive ahí, en esa ciudad. Estoy agradecido al fútbol y a la vida”.