Cristian Yudica, futbolista argentino, se había recuperado de una lesión que le impidió cerrar su gran temporada de estreno en Deportivo Móstoles, del ascenso de España, y se preparaba ilusionado para el siguiente certamen.

Sin embargo, la pandemia del coronavirus trastornó todos los planes e ilusiones. Yudica habló de la situación en un país que viene sufriendo graves consecuencias ante la requisitoria de IAM Noticias.

“Para ser realista, en Madrid al principio la gente no se lo tomó muy en serio. Le costaba quedarse encerrada y cumplir con las medidas que pedía que pedía el Gobierno español. No fue nada fácil hacerle entender a la gente que había que cumplir con la cuarentena”, dice el delantero mendocino de 25 años.

Sigue con su relato: “a medida que fue creciendo la cantidad de infectados y fallecidos se empezó a tomar la situación más en serio. Costó bastante que la gente pudiera comprender que era algo serio. Y ahora ya saben que solamente pueden salir de las casas por necesidad de ir al supermercado, a la farmacia, a pasear los perros o sacar la basura. Y nada más”.

Yudica manifiesta que “en lo personal es complicado, llevo un mes y unos días en cuarentena, absolutamente encerado; cuesta pero entiendo que es lo que hay que hacer, Llevo más de un mes sin poder salir a ningún lado. a lo máximo a tirar la basura. Me cuesta este encierro porque uno no está acostumbrado pero soy consciente que hay que cumplirlo. Y lo voy sobrellevando, haciendo cosas e intententando entrenerme un poco”.

Ratifica el ex jugador de Luzuriaga (Mendoza), Club Atlético Rivadavia (Provincia de Buenos Aires), Getafe (España) y Gutiérrez Sport club y Fundación Amigos por el Deporte (ambos de Mendoza): “si encuentran gente en la calle sin necesidad, le cobran multas de valor en dinero muy alto. Se han tomado medidas muy fuertes en ese sentido”.

Mientras jugaba la Liga Mendocina para Fundación Amigos por el Deporte, club creado por Sebastián Torrico, Yudica sufrió en carne propia la inseguridad argentina: a mediados de 2018 en un asalto callejero recibió un balazo en un tobillo. Afortunadamente logró una pronta y seguro recuperación y volvió a la actividad. Pero en España.

De su experiencia en el madrileño Deportivo Móstoles, que compite en la Tercera División, Yudica repasa: “llegué en septiembre de 2018 y el transfer recién llegó en diciembre y ahì pude debutar. Y las cosas me salieron muy bien, jugué bastante y pude convertir goles. Pero tuve una lesión que me impidió jugar las últimas fechas del campeonato”.

Considera que “acá se juega distinto a como estaba acostumbrado allá; es un fútbol más táctico y no tan directo como el nuestro. Igual es difícil, no voy a decir que no. Acá tenés más paciencia para elaborar la jugada, yo digo que parece ajedrez porque es muy táctico”.

Añade: “un mes antes de terminar esa primera temporada, y con el equipo peleando por el ascenso a Segunda B, me rompí el cruzado anterior y quedé afuera de lo que faltaba. Estuve un año sin jugar, hice bien la recuperación y estaba listo para mi segunda temporada en Móstoles hasta que irrumpió esta cestión del coronavirus y se cortó todo. Dejé Madrid y me vine a Alicante porque acá tengo familiares y estando con ellos puedo llevar mejor este golpe de la pandemia. Ahora espero que termine todo esto y definir como sigue mi carrera, tengo algunas propuestas pero ya se verá”,