Andrés Imperiale y el panorama de la pandemia en Chile

Este 2020, año signado por la pandemia del coronavirus, lo encuentra a Andrés Imperiale, rosarino con inicio de carrera en Central, jugando en San Luis Quillota de Chile. Desde allí, el defensor, que tiene un recorrido futbolístico por varios países, le cuenta a IAM Noticias el panorama actual en el vecino país.

“La situación es básicamente como en todos lados; con mucho temor y mucha incertidumbre porque somos un poco ignorantes con respecto a este tema. Por ahí no le dimos la debida importancia cuando comenzó y subestimamos un poquito la situación“, señala el futbolista de 33 años.

Señala que “estamos viviendo en Viña del Mar, a unos 30 kilómetros de Quillota. Es una ciudad más grande y más poblada. Tratamos de cuidarnos todo lo posible, con la familia no salimos casi para nada y acatamos los consejos y recomendaciones de quienes conocen del tema. Queremos evitar cualquier tipo de problema”.

Imperiale explica que “en Chile, en ningún momento se aplicó una cuarentena obligatoria. Eso hace que haya un número importante gente en la calles y que la mayoría de las actividades se sigan  desarrollando normalmente. Y por eso ha crecido bastante el número de infectados. Pero noto que en los últimos dias la gente ha tomado un poco más de conciencia. Entiendo que Chile viene golpeado por el estallido social del año pasado y su economía quedó afectada, por eso creo que no han decretado la cuarentena obligatoria y no hubo un parate grande como en otros lados”.

Resalta que “en San Luis se han portado muy bien con el plantel. Nos han abonado el sueldo y nos dijeron que el próximo está garantizado también. A partir de ahí seguramente empezaremos a negociar con el club, porque esto, lógicamente, genera  muchas pérdidas y habrá que dialogar con los dirigentes, ver que piensan y llegar a un acuerdo. Pero hasta ahora destaco que han respetado todo desde lo dirigencial y lo económico”. 

“En lo deportivo -agrega-  nos han enviado las rutinas correspondientes y kits con materiales para entrenar en casa. Sin ser lo ideal porque uno está acostumbrado a otra cosa, tratamos de hacer lo que nos piden y mantenernos físicamente lo mejor posible. No es la situación que estamos acostumbrados los  jugadores, pero es lo que toca, estamos todos en la misma. Lo principal es que hay que cuidarse y priorizar otro tipo de cosas“.

Luego de jugar en Rosario Central y San Martín de Tucumán, Imperiale arrancó, hace una década, con su trayectoria cruzando las fronteras de Argentina: Oriente Petrolero, Blooming -Bolivia-, Doxa Katokopias, Aris Limassol -Chipre-, Universidad de Concepción -Chile-, Deportivo Saprissa -Costa Rica-, San José Earthquakes -Estados Unidos-, Guaraní -Paraguay- y el año pasado regresó a Chile contratado por Deportes Iquique para fichar este año en San Luis. 

“Me ha tocado jugar en muchos países, algunas veces por decisiones personales, otras por lo que te va llevando la carrera de futbolista. A mis 33 años, casi 34, estoy muy contento y he disfrutado mucho de mi carrera. En cada país que estuve he aprendido otros idiomas y  conocido otras culturas. Seguramente si no hubiese sido futbolista, no hubiera tenido esa chance. No tengo ninguna duda que si volviese a los 18 ó 20 años, elegiría el mismo camino que tomé”. 

De esos clubes extranjeros cuyas camisetas defendió, Imperiale destaca: “me identificó mucho con dos de esas instituciones. Una es Saprissa, uno de los equipos más importantes de Centroamérica porque tienen una pasión muy similar a la argentina y viven el fútbol igual que nosotros. Ahí tuve la posibilidad ser campeón y marcar un gol importante en la final contra el clásico rival; eso  me marcó  muchísimo. El otro club es San Jose Earthquakes, en la MLS. Con mi familia disfrutamos muchísimo vivir en Estados Unidos y allí nació nuestro segundo hijo. El club me ayudó de una manera impresionante, en todo lo que necesitase. Sabiendo que eramos extranjeros y veníamos de un país con otra lengua, más allá que tanto mi esposa como yo hablamos inglés, estuvieron al lado nuestro en todo momento y siempre buscando como ayudarnos”.

Un rosarino futbolero jamás deja sin tocar el tema del clásico de la ciudad. Imperiale responde: “sabemos lo que es ese partido, es mundialmente conocido por su pasión extrema, aunque lamentablemente en los últimos años se ha confundido el folklore y se transformó en violencia. Pero ese es un tema más profundo, es algo más social que futbolístico . Como hincha de Central y pasional que soy del club disfruto cada clásico, especialmente en los últimos tiempos que a Central le ha ido muy bien con una racha de triunfos y resultados positivos al enfrentar al eterno rival. Desde afuera siempre estoy atento y mantengo esa pasión. Seguramente el día que me retire  y vuelva a vivir en Rosario, volveré al Gigante como lo hice durante tantos años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *