“El jugador que más me protestó fue Pablo Pérez. El Chacho Coudet es un técnico complicado para dirigir y Caruso Lombardi también”, confesó Germán Delfino en una entrevista en Historias de Gol (FM La Patriada).

El árbitro contó que “el partido más difícil que me tocó dirigir fue Palmeiras-Cerro Porteño, que por suerte me fue muy bien”. Delfino recordó otro cotejo especial: “Después del partido entre Flandria y Sarmiento, terminé en la comisaría declarando hasta las diez de la noche en 2010”.

Delfino debió dirigir el polémico y frustrado partido entre River y Atlético Tucumán que no se jugó por la decisión del club local de no presentarse. “Nunca me había tocado una situación así. Nosotros teníamos que ir a cumplir con la obligación, había habido una decisión unilateral de River de no presentarse. La Superliga había mandado una escribana para corroborar, pero para mí va a quedar en la nada”, respondió en la entrevista radial que también se emite por Facebook Live.

“El jugador más habilidoso que vi en una cancha fue Gio Moreno que jugaba en Racing”, consideró. Dijo: “Hay varios árbitros que jugaron en inferiores. Nico Lamolina es un zurdo habilidoso, medio morfón”.

Con respecto a su presente, en tiempos de cuarentena, Delfino explicó que “estamos entrenando con AFA los días martes y jueves por Zoom. El lunes arrancamos clases técnicas para ver todos los tópicos y los cambios reglamentarios que aparecen a partir de junio. Todos necesitaremos una adaptación luego de la cuarentena, yo tengo un pequeño patio y no hago grandes distancias”.