La Ligue 1 francesa, al igual que todas las competencias deportivas profesionales de ese país, quedaron canceladas a raíz de la pandemia de Coronavirus. Así lo anunció el primer ministro galo, Edouard Philippe, ante la Asamblea Nacional.

“La temporada 2019-2020 de deportes profesionales, incluido el fútbol, no podrá reanudarse”, afirmó Philippe, quien además anticipó que “todos los eventos que reagrupen más de 5.000 personas no se celebrarán antes de septiembre”

Francia fue uno de los países más afectados por el Covid-19. Al día de hoy tiene casi 130.000 casos confirmados y 23.660 fallecidos.

En su discurso de hoy ante el Parlamento, Philippe anunció un plan de desconfinamiento paulatino a partir del 11 de mayo, bajo “especificaciones estrictas”.

En ese marco, la junta directiva de la Liga de Fútbol Profesional de Francia (LNF) mantuvo una reunión y posteriormente informó, en un comunicado oficial, que “adherirá estrictamente a las decisiones del gobierno y las autoridades médicas”.

“El Consejo de Administración se reunirá el 30 de abril para analizar las consecuencias deportivas y económicas de las medidas anunciadas por el Primer Ministro”, subrayó.

La intención primaria de la LNF era retomar los entrenamientos en mayo y volver a la actividad en junio, pero esa idea quedó trunca tras las palabras de Philippe.

La medida dispuesta por el primer ministro francés afecta también el final de la temporada 2019/20 del Top 14 de Rugby y dibuja un signo de interrogantes en relación al inicio del Tour de Francia, previsto para el 29 de agosto en Niza (el final sería el 20 de septiembre en París), y a su modalidad de disputa, en caso que la prueba reciba luz verde.

El pasado viernes, la Eredivisie de los Países bajos fue la primera competencia europea en anunciar oficialmente a cancelación de su temporada.

En otras ligas como la alemana, la italiana y la española todavía se trabaja para que puedan concluir sus respectivos campeonatos.