Defendió el arco de Las Leonas en Sidney 2000, donde el seleccionado argentino de hockey sobre césped femenino adoptó esa denominación, y en Atenas 2004, entre otros tantos torneos de primer nivel.

Sin embargo, el presente de Mariela Antoniska es muy diferente. Ya no se cuelga medallas de plata y de bronce, como lo hizo respectivamente en aquellos Juegos Olímpicos, ni tampoco doradas, como en el Mundial de Perth en 2002.

La ex arquera de Las Leonas previene ahora (o al menos eso intenta) algo mucho más importante: la propagación del Covid-19, el virus que puso en alerta a todo el mundo.

Lo hace en su actual función de médica pediatra en el Hospital Garrahan, de la ciudad de Buenos Aires. “Los médicos estamos en la trinchera dejando todo”, advirtió Antoniska en declaraciones reproducidas por el portal Argentina.gob.ar.

“Estamos todos como sociedad luchando contra esta pandemia. En Salud tenemos quizá una responsabilidad mayor y tomamos también todos los cuidados para no contagiarnos, sin dejar de brindar la atención –en mi caso en pediatría- que requiere cada uno de los pacientes”, explica una de las responsables directas del nacimiento del apodo del seleccionado femenino.

Foto: Argentina.gob.ar

Recibida en 2007, y desde 2012 en uno de los centros de salud pediátricos más prestigiosos del país, la ex arquera del Lomas Athletic consideró que “Argentina tuvo un buen abordaje de la situación, decidiendo una cuarentena temprana”.

“Viendo lo que pasó en Europa o en Estados Unidos, quizá para septiembre u octubre estemos en un cuadro de situación donde podamos volver a disfrutar del deporte y de una vida normal”, pronosticó Antoniska.

Por último, remarcó: “Es clave que la curva siga achatada y no lleguemos a esos picos que tuvieron en otros países, mientras más nos cuidemos más pronto podremos visitar a nuestras familias y amigos“.