Independiente ya se convirtió literalmente en un infierno, más allá del apodo. La grave situación económica y financiera que vive el club de Avellaneda ahora derivó en una lluvia de cartas documento de los futbolistas para que les abonen los salarios atrasados.

“Lamentablemente llegamos a esta situación que se viene acarreando desde diciembre, e incluso desde antes. No es el momento indicado por todo lo que está pasando, pero esto viene desde mucho antes de la pandemia y de que el fútbol se parara. El grupo tomó la decisión de adoptar esta medida gremial para reclamar lo que se está adeudando. Vamos a reclamar hasta antes del comienzo de la pandemia. Sobre lo posterior, todavía no nos pusimos de acuerdo”, explicó la medida Silvio Romero, capitán del plantel, en diálogo con Radio La Red.

A quienes perciben los salarios más bajos, en general juveniles, el club les ha pagado hasta marzo, por lo que no están dentro del reclamo. Pero a varios les adeudan desde diciembre del año pasado.

“No queremos quedar libres, sino pedir que nos paguen lo que nos deben”, aclaró Romero.

Sobre la deuda, el delantero reveló que “la cifra está cerca de los 200 millones de pesos”.

“Hay varias promesas incumplidas. Por eso no sabemos de cuánto realmente la deuda total. Pero sí sabemos que somos 18 o 19 jugadores a los que se nos está debiendo. Hay una plata que supuestamente va a a entrar por el pase de Nico Figal, pero va a demorar. Nos están haciendo una promesa que no van a poder cumplir. No nos dieron fechas. Y esto viene desde lejos”, concluyó el jugador.