La Bundesliga tenía todo listo para reanudar la competencia el próximo fin de semana, después del receso por la pandemia de Covid-19. Sin embargo, la confirmación de que dos casos positivos entre los futbolistas de Dynamo Dresden, de la Segunda División, pone un signo de interrogación sobre el regreso del fútbol en Alemania.

Es que el plantel de ese equipo, y su cuerpo técnico, quedarán en aislamiento por las próximas dos semanas, y esto le impedirá acudir al partido que tenían programado el próximo domingo, en condición de visitante, ante Hannover 96.

“En las últimas semanas, hemos hecho un enorme esfuerzo en términos de personal y logística para implementar estrictamente todas las medidas médicas e higiénicas prescritas. Estamos en contacto con la autoridad de salud responsable y el DFL para coordinar todos los pasos adicionales. El hecho es que no podemos entrenar ni participar en el juego en los próximos 14 días”, afirmó el gerente deportivo de Dynamo DresdenRalf Minge.

El plantel de Dynamo Dresden, que ya contaba con un caso positivo detectado a principios de este mes (el jugador comenzó el período de aislamiento), volvió a entrenarse el pasado jueves, después de realizar una serie de análisis el 4 de mayo que arrojó resultados negativos.

Sin embargo, los últimos testeos efectuados cuatro días después confirmaron los dos nuevos casos.

En este contexto, algunas de las posibilidades que analizaría la Bundesliga serían aplazar el reinicio de la actividad, o en todo caso el de la Segunda División donde se desempeña Dynamo Dresden, o postergar únicamente los primeros encuentros de ese equipo.