El Club Balonmano Atlético Guardés anunció la renovación de los vínculos con las argentinas Rosario Urban y Martina Mazza, para la próxima temporada de la Liga Guerreras de España. Anteriormente había confirmado la continuidad de Marisol Carratú. Las tres jugadoras fueron y son parte de La Garra, la selección celeste y blanca.

Rosario Urban, extremo derecho surgida de Sagrado Corazón, encarará su quinta temporada consecutiva en Mecalia Atlético Guardés, club situado en La Guardia, provincia de Pontevedra.

La jugadora de 23 años expresó, en la web oficial del club, que “el ambiente que se vive acá es de hogar, me sentí muy bien, tanto con mis compañeras como conmigo misma. Se ha formado un grupo increíble que hace que nos potenciemos para sacar lo mejor de nosotras”.

Resaltó: “haber crecido en todos los aspectos es fruto de contar con la ayuda de todo el pueblo, desde el cuerpo técnico, la directiva, compañeras y nuestra hermosa afición: nuestro octavo jugador en cancha”.

Mazza, primera línea con comienzo en Lanús, disputará su segunda temporada en el club de la región de Galicia. Había jugado previamente en León y en Canyamelar Valencia.

Carratú, arquera con pasado en Ferro Carril Oeste, actuó en Guardés entre 2016 y 2018, se fue una temporada a Entente Noisy Le Grand de Francia y retornó a Mecalia Guardés a comienzos del año pasado. Está considerada como una de las figuras de su equipo y de la Liga.

Mecalia Atlético Guardés, campeón de la Liga Guerreras en la temporada 2016-17, con Carratú y Urban (también jugaba Luciana Mendoza) -y subcampeón en la 17-18 y tercero en la 18-19- ocupaba la tercera ubicación cuando se decidió suspender el campeonato 2019-20. Para la próxima edición vuelve a confiar en la garra argentina.

Fotos: Twitter Atlético Guardés