A principios desde este año, Patricio Toranzo llegó a un desconocido para muchos Ciclón de Tarija, en Bolivia, después de un breve paso por Almagro. Atrás había quedado una dolorosa salida de Huracán, en junio de 2019, pero el experimentado volante siempre soñó con volver a Parque Patricios para retirarse.

Sin embargo, pese a ser consciente que está en la parte final de su extensa carrera, Toranzo reconoció que si finalmente se le abre la posibilidad de regresar al Globo, no quiere hacerlo para rellenar el plantel, sino que pretende pelear seriamente por un lugar.

“Yo no quiero estar en la comodidad, por lo aplausos, y quedar en la nada. Si puedo llegar a volver quiero demostrar que puedo estar. Sé que no tengo mucho margen porque tengo 38 años. Si voy a Huracán es para pelear un puesto hasta el último minuto”, advirtió.

En ese sentido, el jugador que tuvo dos pasos por la institución (2007/2010 y 2014-2019) agregó: “Si volviera sólo para sumar minutos y retirarme con la camiseta de Huracán, me quedo en mi casa tomando mate. Si vuelvo, lo voy a hacer más fuerte de lo que lo hice alguna vez porque mi salida fue injusta.

“Con Damonte (el técnico de Huracán) no hablé. Sé que hubo una limpieza y los diez jugadores que inhibieron no van a seguir. Pero uno piensa en lo que puede pasar para adelante“, explicó en diálogo con Radio Continental.

También reveló que estuvo cerca de volver a principios de este año, pero el regreso no se concretó por un problema del club.

“El presidente (Alejandro Nadur) le dijo a mi mujer (que maneja su carrera) que tenía planeado que yo vuelva a Huracán, pero el club no podía incorporar en enero y por eso la intención quedó para junio”, graficó.

Por eso ahora Toranzo se esperanzó en poder volver a vestir la camiseta del Globo, aunque advirtió: “Si no es Huracán, buscaré una alternativa para retirarme”.

“Quiero terminar adentro de la cancha. No me gustaría hacerlo poniendo un posteo en Instagram o en Twitter”, manifestó.