Ante la incertidumbre sobre el futuro del fútbol de ascenso de AFA, las referentes de los clubes que participan en el campeonato de Primera B armaron hace unos días un grupo de whatsapp para unir criterios y pedir soluciones.

Impulsadas por Julieta Alves, jugadora de Defensa y Justicia, la movida fue creciendo y tomando forma y fuerza. Y hoy enviaron una carta al presidente de la AFA, Claudio Tapia, a través de un correo electrónico ya que el edificio de la calle Viamonte continúa con sus puertas cerradas.

En el texto, las futbolistas de la segunda categoría, identificándose como Ascenso Colectivo, piden información y claridad para enterarse del desarrollo de la actividad y plantear objetivos.

Además denuncian que al no contar con un gremio que las proteja, la mayoría de ellas carecen de viáticos, cobertura médica y los requisitos mínimos para entrenar (instalaciones, indumentaria, etc).

Finalmente, las futbolistas se ofrecen para “trabajar de manera organizada y conjunta en el camino hacia la igualdad” que Tapia planteó como uno de los desafíos de su gestión como presidente de la AFA.

Fuentes cercanas a las jugadores le admitieron a IAM Noticias que algunas sufrieron presiones para no firmar ni avalar la carta. Sin embargo, ninguna dio marcha atrás y el documento dirigido al presidente de la AFA salió tal cual estaba estipulado.

El campeonato de Primera B, que otorga dos ascensos a la profesionalizada Primera A, quedó interrumpido debido a la pandemia de coronavirus. Y su futuro es incierto, más allá de la intención de definir los ascensos en cancha.