“La realidad es que nos han soltado la mano, los directivos de Juventud Unida decidieron pagar solamente hasta marzo y varios de mis compañeros están sin un mango para comer, quedaron a la deriva. Ese viático, en este contexto de la pandemia donde muchos no pueden salir a laburar, hoy en dia  les sirve para comer”, denuncia Gonzalo Nahuel Pulido, defensor del club de Primera D.

Entrevistado por IAM Noticias, el referente de Juventud Unida señala: “Estoy exponiéndome porque necesito que les paguen a mis compañeros necesitados. Muchos de ellos no tienen un laburo estable y no tienen para comprar comida, es una realidad lamentable. El club tiene que hacerse cargo de estos jugadores que necesitan el mango”.

“Tengo compañeros que por el contexto no pueden salir a trabajar, pòr ejemplo el que es árbitro, el que corta pasto, el que trabaja en una pizzería. Ahí está el problema. Por eso le estoy pidiendo a los directivos que recapaciten. No es ninguna locura, ni tampoco son cifras exageradas”, afirma Pulido.

El futbolista, de 24 años, dice que “no estoy pidiendo que me paguen a mí, sino a quienes lo necesitan con mayor urgencia. Yo trabajo en la industria alimenticia, en el Parque Industrial de Pilar, y aunque no estamos trabajando a tiempo completo al menos tengo un laburo”.

Indignado por la situación, el ex jugador de Muñiz y Real Pilar resalta que “AFA está bajando todos los meses plata y además hubo un bono extraordinario para las categorías de ascenso. Pero al jugador de Juventud Unida no le está llegando ese dinero“.

Explicó que “solamente le pagaron abril a nueve jugadores que son del club y que pecaron de inocentes porque pensaron que le estaban pagando a todo el plantel. Los últimos viáticos que cobramos todos fueron los de marzo. Pese a todo, el grupo está muy unido, no hay ninguna división”.

Pulido acusa: “Nadie da la cara, los directivos no te atienden el teléfono. Ninguno viene a decir la verdad, a plantear el panorama, a ofrecer un plan para solventar el tema. La última vez que yo pude hablar con un dirigente fue en marzo, cuando se suspendieron los entrenamientos y los partidos. Desde entonces no nos atendieron más. Por eso salgo a hablar”.