Mauro Icardi finalmente se quedará en Paris Saint-Germain, ya que el club parisino cerró el acuerdo para comprarle su pase a Inter.

PSG no pagará los 70 millones de euros que se habían establecido cuando sumó a préstamo al delantero, aunque podría terminar pagándolo más.

En lo inmediato, el club francés abonará 50 millones, a los que podrían sumárseles otros 8 en conceptos de bonus por diferentes objetivos individuales y grupales.

Pero hay un detalle más, apuntado principalmente hacia Juventus, rival directo de Inter que ha intentado quedarse con el rosarino varias veces: si PSG en un futuro revende a Icardi a cualquier club de la Serie A italiana, deberá pagarle otros 15 millones de euros al nerazzurro.