Tras la suspensión del campeonato de Primera Nacional y la cadena de posibilidades, gestiones y rumores sobre la definición de los ascensos a la categoría máxima, San Martín, puntero de su Grupo en el momento de la interrupción, mostró su disconformidad.

Hasta hubo una marcha, quebrando la cuarentena, en Tucumán reclamando el ascenso. Además se encendieron chispazos entre los directivos del club tucumano con las autoridades de AFA.

Roberto Sagra, explicó en ¿Cómo te vaa, Benedetto?. que “hablé con Pablo Toviggino por teléfono y le pedí que reconsidere la situación de San Martín. Él se comprometió a rever el tema junto a Claudio Tapia y el Comité Ejecutivo. Fue un paso adelante para todo este conflicto que hay que resolver. Veremos si podemos llegar a algún tipo de entendimiento después de esto”.

El presidente de San Martín agregó: “Fue una charla sincera. No tomamos una definición, pero se abrió un canal de diálogo. Para mí es muy importante que se revea nuestra situación- Toviggino me pidió tiempo y yo le dije que no tenía ningún problema. Para mí es importante que se sienten y vean si nuestro reclamo es justo. Ya no nos importa cuando, queremos justicia”.  

Según el titular del Santo tucumano, “estamos con una disyuntiva mayor respecto de los demás clubes, porque nosotros no sólo tenemos la incertidumbre del ‘cuándo’ sino que de ‘cómo’ vamos a volver. Creemos que nuestro reclamo es justo”.

Detalló que “nuestros jugadores saben que no tenemos ninguna posibilidad de renovar plantel, llegado el caso que tengamos que jugar una segunda parte. Nuestro presupuesto se basa en recaudaciones, entonces ellos viven una angustia un poco superior. Tienen miedo de quedarse sin trabajo”.