El presidente de Gimnasia y Esgrima La Plata, Gabriel Pellegrino, admitió esta tarde que estaba “casi caída” la continuidad de Diego Armando Maradona como entrenador del equipo, ya que había “mucha diferencia” entre lo que el técnico pretendía cobrar y lo que la institución podía pagar.

Sin embargo, parece que luego las partes se acercaron hasta el punto de recomponer una relación que hasta el lunes por la noche parecía definitivamente descompuesta.

En ese contexto, todo indicaría que Maradona continuará al frente del Lobo, con un contrato que se extendería hasta diciembre de 2021.

“Hay mucha diferencia que no estamos dispuestos a firmar. En estos parámetros, esta casi caída su continuidad”, afirmó el presidente del club por 103.1.

Y agregó: “Aumentar su sueldo sería hipotecar el club. No queremos volver a tener una catarata de deudas”.

“Maradona no vive del sueldo de Gimnasia. Lo que ellos pretendían, es imposible de pagar. Estamos haciendo todo lo posible para que Diego siga. Su continuidad pasa por lo económico”, explicó el titular del club.

Pellegrino aseguró además que no comparte la forma de comunicar de Matías Morla, el abogado y representante de Diego, que el lunes hizo público por redes sociales el cortocircuito entre el técnico y Gimnasia para renovar el vínculo.

“De mi lado hay optimismo y seguramente Diego va a continuar en Gimnasia. Todas las partes están poniendo voluntad para llegar a buen puerto”, admitió por la tarde Christian Bragarnik, representante de Maradona.

En ese sentido, en Radio La Red, agregó: “Diego siempre quiso continuar en Gimnasia y la gente de Gimnasia quiere que siga. Mañana podemos llegar a terminar de solucionar las pequeñas diferencias que existen“.

“Diego se enamoró de la gente de Gimnasia, de su equipo, y está conveencido de que puede seguir dándole buenas cosas junto a su cuerpo técnico”, completó Bragarnik.