Axel Kicillof anunció hoy un programa de apertura de la cuarentena por “un sistema de fases” en la provincia de Buenos Aires.

El gobernador bonaerense destacó que “en estos últimos 15 días se triplicó la cantidad de casos diarios” y “estamos en una fase de crecimiento acelerado”, pero remarcó que “esta situación se divide en forma muy desigual en distintas partes del país”, e incluso hay “realidades distintas también dentro de la provincia de Buenos Aires”.

Por lo tanto, tomará “dos conjuntos de medidas completamente distintas” dentro del territorio que dirige.

Habrá cinco fases en Buenos Aires. La última corresponde a aquellos municipios que acumulen “21 días sin contagios”, por lo que hay varios en esas condiciones que tendrán apertura total de sus comercios, siempre que se respeten las medidas preventivas y el distanciamiento social.

Sin embargo, en el Gran Buenos Aires, donde los casos siguen en crecimiento, se seguirá “básicamente en la misma situación que antes”. Igualmente, habilitará los comercios barriales de indumentaria que atiendan “afuera del local y sin probarse la ropa”.