Alberto Fernández anunció “un paso más severo” en la cuarentena del AMBA del 1 al 17 de julio

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció hoy junto a Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que habrá una cuarentena mucho más estricta de lo que se venía viviendo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) a partir del miércoles primero de julio y hasta el 17 del próximo mes, con la misión de bajar los casos positivos de Coronavirus y garantizar que no colapse el sistema sanitario.

“Estamos viendo que el Área Metropolitana de Buenos Aires está contagiando al resto del país. Tenemos que aislar de algún modo esa área del resto del país, tal vez tengamos que pensar estas medidas también para Chaco, que es otro foco importante de transmisión”, dijo el presidente en el discurso que dio desde la Quinta de Olivos.

Desde el lunes 29 de junio, habrá una restricción en el transporte público y sólo lo podrá utilizar el personal de actividades esenciales, ya sean del plano de la salud, seguridad o alimentación.

Y desde el miércoles 1 de julio y hasta el 17, se regresará a la Fase 1 de la cuarentena, en la que el presidente le pidió a los habitantes del AMBA que sólo salgan de sus hogares “a buscar provisiones”.

“El aislarse es para preservar la salud de todos y cuidarlos. Yo les pido que nos ayuden, es difícil, pero los estamos incorporando a un sistema de cuidados. Si nos ayudan, todo será más fácil”, resaltó.

Y sostuvo: “Alberto Fernández nunca se enamoró de la cuarentena, es un remedio para la pandemia, el único que conocemos. Si no hubiésemos hecho lo que hicimos, todo hubiese sido más grave. Les pido que entiendan que no hay que enojarse con el remedio, sino con la enfermedad. Aislarse genera malestar, enojo, pero estamos cuidando la vida. La economía se deteriora, pero se recupera, lo que no se recuperan son las vidas que perdimos”.

“Para ser libres primero hay que vivir, cuidemos la vida”, finalizó el presidente.

Fernández dio cuenta también sobre la continuidad del plan Detectar tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires para descubrir contagios y dar los tratamientos que corresponden a los vínculos de proximidad de quien tiene test positivo.

“Vamos a mejorar nuestra capacidad de diagnóstico médico con test más rápidos y vamos a aprovechar mejor los centros de aislamiento”, subrayó el jefe de Estado.

Por último, el Presidente se refirió a la situación en el resto del país: “Fuera del AMBA, la actividad económica funciona en un 80 por ciento, en 20 provincias el 95 por ciento de los comercios ya está trabajando, y el Estado está apoyando a los argentinos en asistencia, pagar parte de salarios, pasando por asignaciones específicas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *