En un partido importante en la lucha por la permanencia, Mallorca goleó hoy como local 5-1 al Celta, en la continuidad de la trigésimo segunda fecha de La Liga española de fútbol.

Los tantos del Mallorca los anotaron Budimir, en dos oportunidades y el primero de penal, Hernández, Pozo y Sevilla.

Celta descontó gracias a Aspas, de penal.

El juvenil argentino Luka Romero, quien en la fecha pasada se convirtió en el jugador más joven en debutar en La Liga, no sumó minutos y se quedó en el banco de suplentes.

Con este resultado, Mallorca se mantiene en zona de descenso, pero le descontó tres unidades al Celta, hasta ahora está a salvo, y quedó a cinco unidades.