El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, advirtió hoy su preocupación por el aumento de casos de Coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires y reconoció que “no se puede proyectar” lo que ocurrirá después del 17 de julio, cuando finalice la próxima etapa de la cuarentena.

“Tenemos un aumento preocupante de casos y por eso tenemos que tomar medidas estrictas para reducir al mínimo el contacto personal”, dijo el funcionario en conferencia de prensa junto al ministro de Salud, Fernán Quiros, el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro y el secretario de Transportes y Obras Públicas, Juanjo Méndez.

Y agregó: “Tomamos las decisiones según los datos y los datos hoy son contundentes. El aumento de la ocupación de las camas de terapia intensiva es muy preocupante”.

“No se puede proyectar lo que va a pasar después del 17 de julio. Son medidas difíciles después de una cuarentena larga”, amplió.