Un San Lorenzo madrileño influenciado por el San Lorenzo porteño

San Lorenzo de El Escorial es una localidad española que pertenece a la Comunidad de Madrid y por sus tierras corre la pasión por el fútbol, contando con la Unión Deportiva San Lorenzo como su principal representante. El nombre del club se debe a su lugar de origen, sin embargo, en un momento se cruzó con el San Lorenzo de Almagro argentino y nació entre ambas entidades un fuerte lazo afectivo. 

Tanto que el San Lorenzo madrileño cambió sus colores originales, rojo y blanco, por el azulgrana del San Lorenzo porteño. Inclusive, en una de las mangas la Unión Deportiva luce el escudo del CASLA. La relación se inició durante la exitosa gira de San Lorenzo por España, Portugal y Bélgica en 1949-50.

Los argentinos hicieron base en San Lorenzo del Escorial, allí entrenaron y partieron hacia las distintas ciudades donde jugaron. Además durante esa expedición europea, apadrinaron y jugaron contra Unión Deportiva San Lorenzo, en ese entonces en Tercera División. Y a partir de allí empezaron a vestir de blaugrana en una tierra hostil a esos colores por la gran rivalidad con Barcelona.

Actualmente el club español tiene una gran relación de amistad con la Peña Osvaldo Soriano de Madrid, y suele participar en los actos organizados por esta agrupación. 

El argentino Adolfo Ruggeri, entrenador, asesor futbolístico y representante, acaba de presentar un proyecto deportivo a Unión Deportiva San Lorenzo, apuntando a la búsqueda del ascenso. “Cuando fui a esa reunión con los directivos, me enteré de la relación con San Lorenzo de Argentina; vi colgadas camisetas y fotos. Me explicaron que en aquella famosa gira, hicieron buena química. Con el paso de los años fueron cambiando las comisiones directivas. acá y allá, y un poco se cortó el hilo, por eso me gustaría intentar una reconexión”, le dijo a IAM Noticias.

El San Lorenzo ibérico, fundado el 30 de junio de 1919, compite con su equipo principal en la Segunda Aficionados de la Comunidad de Madrid. además de contar con conjuntos en categorías infantiles y juveniles y femenino. 

Ruggeri jugó en las inferiores de Italiano, Estudiantes de Buenos Aires e Independiente -“tuve de compañeros a Sergio Vargas, Reinoso y Percudani, y a Pepé Santoro de técnico”, recuerda- hasta que una lesión lo obligó a cortar su carrera. Se recibió de técnico, en Ituzaingó, en 1998 -“en la misma camada de Bichi Borghi y Pichi Escudero”, reseña- y al poco tiempo emigró a España, donde dirigió Cadetes, Juveniles y Regionales.

El argentino que pretende reforzar el vínculo entre los dos San Lorenzo, en estos últimos tiempos empezó a ocuparse de la situación de los futbolistas retirados. Inició gestiones con la Federación de Paraguay y Olimpia para convertir la casa natal, en Caacupé, de Juan Bautista Agüero en museo. Agüero, fallecido hace dos años, brilló en Real Madrid y Sevilla en la década del 60 y jugó para Paraguay el Mundial de Suecia 1958.

Además Ruggeri encabeza una movida para “brindar apoyo a los ex futbolistas que después del retiro sufren un impacto emocional, un crack psicológico. No son todos pero sí existe un abanico importante que cuando dejan de jugar se hunden al tener un proyecto alternativo en la cabeza. Desde FIFA y las federaciones se debería bajar un lineamiento y estoy haciendo contactos para lograrlo”, según explica. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *