La Copa Gesell, un clásico del fútbol femenino

Antes y/o después que la temporada de verano estalle en su máximo esplendor en las playas de Villa Gesell, la Copa Gesell es el clásico del fútbol femenino amateur y ratifica el notable crecimiento de la actividad. El certamen arrancó en noviembre de 2011, con cinco conjuntos, y a partir de ahí no detuvo su expansión. Está confirmada la continuidad, con su edición número 12, aunque la fecha dependerá de la evolución del aislamiento social obligatorio.

El origen de este torneo se remonta a marzo de 2011 cuando Marcelo La Delfa -profesor de educación física y árbitro de handball- junto a su esposa aprovecharon un fin de semana largo para descansar en Villa Gesell. Al ingresar a la ciudad, metros después de cruzar el típico arco, el conductor porteño vio a un costado un complejo de canchas de fútbol en construcción. “Lo primero que pensé fue hacer ahí un torneo de fútbol femenino“, mi señora pensó que estaba loco. En esa época no estaba tan difundida la actividad, pero yo tenía una escuelita de fútbol y sabía del potencial que tenía el fútbol entre las chicas”. le cuenta La Delfa a IAM Noticias

Siguieron los contactos con las autoridades de Deportes de Villa Gesell y los propietarios del complejo deportivo y en noviembre de ese mismo año se celebró la edición bautismal del torneo. Y se fue repitiendo initerrumpidamente año tras año, por partida doble en un par de temporadas. Las tres canchas de fútbol 7, de césped artificial, tienen intensa actividad, durante un fin de semana largo, con equipos femeninos disfrutando de la pasión de patear una pelota y celebrar goles. 

La Copa Gesell se divide en dos zonas: Oro (admite una sóla jugadora federada en AFA) y Plata, con veinte equipos cada uno y divididos en cinco grupos de cuatro equipos. De esa manera cada equipo se asegura un mínimo de cuatro partidos (tres en la zona y otro para definir la posición final). 

“Desde el primer momento apunté a hacer esta Copa lo más amateur posible. Veía que no había torneos para jugadoras que estaban empezando a jugar. Esos grupos de amigas, que no juegan en clubes de AFA, no tenían donde participar, salvo amistosos. Y la idea fue combinar este deporte con playa, asado, baile entre esos grupos de amigas”, detalla La Delfa el espíritu del certamen. 

Cuenta que “un año me llamó el técnico de San Lorenzo para anotar al equipo. Pero le expliqué, con todo el dolor del alma, que no le iba a servir ganar 15 a 0 todos los partidos y tampoco le servía a las rivales perder 15 a 0. La filosofía de la Copa Gesell es otra”.

¿En qué medida la pandemia de coronavirus afectará la próxima edición? El Director del torneo responde: “a esta altura del año ya solemos tener todos los participantes confirmados, por una cuestión de estructura el límite es cuarenta equipos. Pero con la incertidumbre que hay, estamos esperando. No sabemos cómo estaremos en noviembre, dependerá de la apertura del turismo y de los traslados. Tenemos siempre un equipo de Villa Gesell, pero la mayoría son de CABA y Gran Buenos Aires. También de distintas provincias, desde Jujuy hasta Santa Cruz y de países limítrofes. Eso demanda mucha logística y un costo económico especial. Si no se puede en noviembre, será en marzo, pero la edición número 12 se disputará”.


El marketing deportivo acompaña en todo momento a esta Copa, desde la entrega de alfajores locales, bebidas hidratantes, descuentos en locales gastronómicos y de alojamiento y hasta entradas gratis para un conocido boliche de la ciudad para quienes deseen. El caudal de personas que concurren, durante ese fin de semana largo, es amplio ya la mayoría de las jugadoras van acompañadas por sus familias. 

“Buscamos fomentar la buena onda y la integración, valores esenciales del fútbol. Entre otras cosas, cuando terminan el partido les organizamos un Fútbol-Tenis y con la App “Nos Falta 1”, armamos los dobles con una compañera de otro equipo”, cierra La Delfa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *