Por si se le rompe una

Los caminos de LeBron James y Nike se cruzaron cuando “El Rey” jugaba el St. Vincent–St. Mary High School, en los inicios del Siglo XXI.

Rápidos de reflejos los representantes de la marca de la “Pipa” le ofrecieron un contrato de siete años por 90 millones de dólares.

A partir de entonces el vínculo se fue renovando, y LeBron pasó a ser uno de los símbolos de Nike, y eso se ve reflejado en el presente, no sólo con el calzado que el jugador utiliza en cada partido, sino también en los entrenamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *