Villa Luro Norte, del mejor año de su vida a la incertidumbre por la pandemia

La Asociación Vecinal Villa Luro Norte, uno de los clubes de barrio históricos de Buenos Aires, disfrutó un 2019 a pleno: se coronó campeón general de FAFI, la exigente liga de fútbol infantil -principal deporte de la entidad, que además cuenta con futsal, masculino y femenino, artes marciales, patín y gimnasia_, celebró su centenario con una fiesta inolvidable y siguió creciendo en obras con la remodelación total de su principal cancha de baby

Sin embargo, este 2020 le propinó un duro golpe, igual que a todos los clubes de barrio, debido al cese absoluto de actividades, como consecuencia de la larga cuarentena originada en la pandemia de coronavirus. Sobrevivir sin utilizar las instalaciones y sin ingreso de dinero, no resulta sencillo.

“Impacta entrar al club y notar el silencio, la quietud y la falta de movimiento. El contraste es tremendo. Notificados de la aparición del virus, acatamos las resoluciones gubernamentales y el 19 de marzo apagamos las luces y cerramos todas las actividades”, le dice Eduardo Lalo Rado, presidente de Villa Luro Norte desde hace 22 años, a IAM Noticias.  

Sobre la subsistencia en épocas sin ingreso de dinero, señala que “siempre fuimos muy ordenados, hace tiempo que no tenemos déficit y teníamos una reserva de dinero para caso de emergencia. Pagamos tres meses a los profesores y la mayor parte de los servicios. Pero no entra un peso por aranceles, buffet o alquiler del salón de fiestas”.

Villa Luro Norte cuenta con 700 socios, de los cuáles aproximadamente el 5% está al día con el pago de la cuota social. El único ingreso recibido en estos meses fue un subsidio de 50.000 pesos del Gobierno de la Ciudad. “Es muy poca la gente que acompaña, aunque entiendo que por la situación muchos están pasando problemas económicos”, señala Rado, docente, industrial gastronómico, piloto de autos de carrera en la categoría GT 2000, y candidato a la presidencia de Vélez Sarsfield.

“Pienso que la vacuna contra este virus es la única solución, esperemos que llegué pronto. Creo que el club volverá a funcionar normalmente a partir de enero, como secuela de esta pandemia mucha gente no viajará en las vacaciones. Ahí empezaremos a recobrar la actividad habitual y a recaudar para solventar los gastos”, afirmó el presidente del club donde dieron sus primeros pasos futbolísticos Yamil Asad, Ezequiel Cirigliano, Lucio Compagnucci y Ariel Nahuelpan, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *