El español Marc Márquez avanza “dando pasitos” en la recuperación de la fractura de húmero que sufrió en Jerez de la Frontera y que le impidió competir una semana después en ese mismo circuito, pero en el segundo compromiso de esta temporada.

El piloto de Cervera, séxtuple campeón de MotoGP, incluso llegó a recibir el permiso médico para formar parte del Gran Premio de Andalucía, dos días después de ser operado en Barcelona.

Sin embargo, luego decidió que no era conveniente montar su Honda y participar de esa competencia. El español todavía sufría intensos dolores en la zona afectada y entonces decidió no arriesgar.

Márquez apunta ahora a llegar en buena forma al Gran Premio de República Checa, programado para el próximo domingo en el circuito de Brno.

Foto: @marcmarquez93.