Calleri: “La situación no da para más”

Agustín Calleri, presidente de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), insistió hoy con su pedido para que vuelva a ser habilitada la práctica de tenis en el AMBA, ya que “la situación no da para más”.

“La situación no da para más. Más de 130 días que los profesores no pueden trabajar, que los clubes tienen sus puertas cerradas, que la industria del tenis está parada totalmente. Nosotros el 25 de abril presentamos el protocolo de manera oficial al Ministro Lammens y al Ministro de Salud de la Nación, que lo oficializó. De ahí empezamos a abrir el tenis en el interior del país. Ya llevamos 20 provincias donde se está jugando al tenis de forma segura, siguiendo nuestro protocolo. No hemos tenido ningún problema, ni nos hemos enterado de algún contagio por el tenis”, manifestó en una entrevista con América.

Además, detalló el protocolo presentado: “Si un profesor está dando clases de tenis a su alumno en un canasto con 50 o 100 pelotas, el que tiene que juntar las pelotas es el profesor y no el alumno. El alumno no tiene contacto con la pelota con las manos. Si va a jugar un socio con otro socio, cada jugador lleva su pelota identificada, de tal manera que cada jugador va siempre a tocar su pelota. El protocolo dicen bien claro que no se usan los vestuarios ni las cantinas de los clubes. La típica reunión social que había antes de la pandemia, que después de jugar al tenis te juntabas a tomar algo o charlar, no existe en el protocolo ni está contemplado. Un jugador con el otro está a más de doce metros de distancia, al aire libre y el riesgo es mínimo. En otras actividades, uno está al lado de otro”.

“Entre 190 y 200 clubes están cerrados en Ciudad de Buenos Aires. En AMBA va a haber muchos más, por supuesto. Yo creo que la provincia tendría que rever de pasar el tenis a Fase 3 y no Fase 5, como en la mayoría de las provincias. En Argentina, más de 60.000 o 70.000 familias viven directamente del tenis. Son muchas y la verdad que la están pasando mal”, concluyó Calleri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *