Un lujo

El esloveno Luca Doncic volvió a dejar claro esta tarde en la victoria de Dallas Mavericks, su equipo, sobre Sacramento Kings, que está llamado a ser el futuro de la NBA.

Doncic no se guardó nada. Consiguió 34 puntos, bajó 20 rebotes (la cifra más alta en su carrera en la NBA), y dio 12 asistencias, algo que representó el décimo sexto triple-doble de la temporada.

Esos números, además, le permitieron a Doncic (de 21 años) convertirse en el jugador más joven en la historia de la liga en conseguir 30 puntos, 20 rebotes, y 10 asistencias, en un partido.

Pero además de esos fríos números, dejó jugadas como estas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *