En Brasil, suspendieron un partido porque un equipo tiene 10 jugadores infectados

Goias-San Pablo era uno de los partidos correspondientes al Campeonato Brasileirao, que dio comienzo este fin de semana. Sin embargo, minutos antes del inicio, y con los jugadores visitantes en el campo de juego, la Confederacion Brasileña de Fútbol suspendió el partido.

El coronavirus fue el motivo. Esta mañana se confirmó que diez futbolistas -entre ellos ocho titulares- de Goias dieron positivo en los testeos de Covid-19. Por eso se los retiró de la concentración y de emergencia fueron convocados más suplentes y juveniles.

Con esa formación remendada, el local estaba decidido a presentarse. Los futbolistas estaban cambiados en el vestuario, a punto de salir a la cancha, cuando se enteraron de la postergación.

El plantel de San Pablo no estaba enterado y los jugadores estaban haciendo el precalentamiento dentro de la cancha, en Goiania. Sin embargo, fue advertidos por el árbitro de la orden del ente rector del fútbol brasileño y la pelota no rodó.

Más allá del fastidio de varios futbolistas, que viajaron especialmente desde San Pablo, el club paulista emitió un comunicado, entendiendo la decisión y destacando que “no hay nada más importante, en este momento, que preservar la salud y reflexionar sobre la importancia de los cuidados”.

Desde la Confederación Brasileña explicaron que “el aplazamiento del partido se definió en cuanto llegaron los resultados de la prueba de control solicitada por Goiás. El control confirmó la contaminación de los deportistas que había sido detectada en el examen realizado por el Hospital Albert Einstein, contratado por CBF, cuyo resultado fue conocido por el club y de la entidad solo este domingo por la mañana, debido a un problema logístico del operador de los exámenes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *