Nico Nobile, capitán de JJ Urquiza: “Se extraña el trato diario con los compañeros, las charlas y las bromas”

Nicolás Nobile, volante, capitán y referente de JJ Urquiza, venía siendo uno de los destacados del equipo de Loma Hermosa en el campeonato de Primera B 2019-20. Quinto en la tabla general, dos puntos debajo de Almirante Brown (campeón del Apertura) y Comunicaciones, los que más sumaron en la temporada. Y cuarto en el Clausura, también a dos puntos del líder, Tristán Suárez, tras las ocho fechas que llegaron a disputarse.

“Cuando arrancó la cuarentena, creíamos que iba a ser por poco tiempo. Quince días, un mes… Pero se fue alargando. Y nos fuimos tratando de amoldar a esa situación, poniendo la mejor voluntad, tanto nosotros, los jugadores, como el cuerpo técnico. En conjunto y buscando llevarlo lo mejor posible, entiendo la situación”, le dijo Nobile a IAM Noticias.

“Al principio nos mandaban todos los días una rutina con la actividad que teníamos que hacer por nuestra cuenta. Después empezamos con los entrenamientos grupales por zoom, a las órdenes del Profe y con todo el cuerpo técnico muy atento, los lunes, miércoles y viernes”, detalló.

El volante, con estadísticas de 25 partidos jugados y 3 goles anotados en la temporada, agregó que “los martes, jueves y sábados, nos enviaban el trabajo a realizar individualmente, de acuerdo a las condiciones de cada uno. Los que viven en Capital y los que están en determinadas provincias pueden salir a correr; otros tienen una cinta, una bicicleta fija o un patio grande. Por eso cada uno, durante esos tres días, se amolda según las circunstancias”.

Continuando con el tema de las prácticas en tiempos de coronavirus, Nobile señaló: “Es algo rarísimo. En mi caso particular vivo en un departamento y me hago un huequito en el comedor, corriendo la mesa y el sillón y me queda un espacio de 3 x 3 metros cuando estoy acostumbrado a entrenar en una cancha de 100 x 60. Así que imagináte el cambio. Además del piso duro, que no favorece a las articulaciones, las rodillas y los tobillos. Pero es la realidad y hubo que adaptarse”

Entrenar en soledad motivó esta reflexión del volante: “Lo que más se extraña, además del fútbol que es nuestro deporte, no es sólo lo que ocurre dentro de la cancha, sino el trato diario con los compañeros, compartir el vestuario y las charlas y las bromas. Se extraña llegar antes del comienzo del entrenamiento o quedarnos al finalizar para compartir unos mates, música, conversaciones, jodas. Es algo único”.

“La información que tenemos es que el 7 de septiembre nos hacen los hisopados y el 10 volvemos a entrenar. Y a los 45 días volveríamos a competir. Sería fines de octubre, pero por ahora son sólo rumores, nada oficial. Además de la fecha, falta confirmar como seguiría el desarrollo del campeonato, cuál sería el sistema de competeción”, comentó. 

Sobre su equipo, el futbolista de 28 años opinó que “ésta interrupción nos agarró en un momento bárbaro, habíamos alcanzado un nivel futbolístico muy bueno. Ya el primer semestre había sido muy bueno, logramos la clasificación a la Copa Argentina por primera vez. Las anteriores habían cuando jugaban todos los clubes y no sólo los primeros de las tablas”. 

“En lo poco que pudo jugarse este año, veníamos muy bien, con un funcionamiento y un ritmo muy interesantes. Estábamos a dos puntos del puntero. Y el objetivo, cuando se reanude, es seguir en este camino y seguir intentando pelear el ascenso”, resaltó.

Entre su mejores recuerdos en el Celeste, donde lleva siete años, destaca: “Haber logrado el ascenso, primero en la historia de JJ Urquiza a Primera B, ganando el Reducido en las finales con Argentino de Quilmes, ganando de visitantes la vuelta, es lo más destacable de mi carrera. También sumó la clasificación a la Copa Argentina. Y habernos salvado del descenso en 2015, no fue un título, pero lo festejamos mucho por el contexto. Arrancamos esa temporada muy abajo con los promedios y lejos del equipo que teníamos arriba. Se vivió con bastante intensidad, con el condimento que bajar de Primera C a la D significaba que muchos jugadores no iban a continuar por el tema de los contratos. Como dije fue un año muy intenso, y con sacrifico conseguimos el objetivo en la última fecha y faltando 20 minutos para terminar ese último partido. Por todo eso, fue un logro que valoré mucho”. 

Fotos: jjurquiza.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *