Joaquín Correa, el goleador menos pensado

Foto: Prensa Selección Argentina.

Apenas unos minutos le bastaron a Joaquín Correa para dejar en claro que la de este martes era su tarde con la camiseta del seleccionado argentino. Sorprendió que fuera el primer jugador que hizo ingresar Lionel Scaloni en la victoria albiceleste en La Paz, pero el tucumano respondió.

Poco después de reemplazar a un extenuado Lucas Ocampos, el futbolista de Lazio generó un tiro libre en la puerta del área. Su diagonal al espacio libre fue lo más destacable de una jugada que terminó con un remate de Lionel Messi que impactó en la barrera.

Superada la barrera de la media hora del complemento, Correa llegó con firmeza al área rival, acompañando la ofensiva del conjunto argentino. Seguramente fue esa una de las directivas del entrenador.

El ex futbolista de Estudiantes no sólo arribó con claridad a las inmediaciones del arco boliviano, sino que ejecutó a Carlos Lampe con un zurdazo cruzado imposible de atajar.

“En la selección últimamente no estaba siendo protagonista, pero siempre tuve la ilusión de venir acá, que es lo mas grande que hay. Igual el cuerpo técnico estuvo siempre cerca mío y estoy muy contento por haber marcado y ayudado al equipo”, aseguró Correa.

En conferencia de prensa, contó qué pensó cuando Lautaro Martínez lo asistió en la puerta del área, en la acción del segundo gol argentino.

“Pensé en pegarle de primera porque sabía que es muy difícil para los arqueros este campo y esta pelota. Gracias a dios entró”, destacó Correa, quien no sólo aportó en ofensiva sino que también colaboró con sus compañeros en el retroceso.